Palabra plegada

En las vueltas del tiempo giraba una palabra. Plegada sobre sus formas; una vez, muchas veces, arrastraba el sonido de un largo silencio.
Era en ese silencio donde permanecía el lenguaje de la tierra, el mismo que sostenía los giros de aquella primera palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *