El silencio del mar

El tiempo giraba sobre un eje, como una hélice de memorias sucesivas que se superponían en capas. En aquellas palabras microscópicas estaba guardado el último silencio del mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *