Presencias

Los espacios vacíos  crecían entre las hojas, como si de pronto tomaran forma y se volvieran voluminosos sobre el fondo que los contenía. Sólo había que mirar los detalles. Todo era presencia en la ausencia del vacío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *