El bosque

El viento hamacaba las hojas.
      Las hojas se dejaban mecer por sus brazos de aire.
        El aire sostenía las palabras de las hojas, tan sólo una metáfora del bosque.
      El bosque guardaba silencio, como una inspiración del planeta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *