Mundos

El suelo abrió su boca de tierra, un enrejado de palabras húmedas retuvo las voces de la fauna suterránea, como si el eco de abajo colgara en pétalos aciculares y brillantes, como si un mundo se viera reflejado en el otro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *