Simbiosis emocional

Me  instalo en la raíz, en ese sitio oscuro al que pertenezco. Una sensación sin palabras se mueve dentro mío. No puedo nombrarla, la dejo crecer encima de mi cuerpo.
Mis brazos la sostienen, como si su presencia se ramificara sobre mis ramificaciones, como si absorbiera mis humores y se alimentara de los silencios.
Me instalo en mi tronco mudo, permito ese abrazo imprudente, la sensación abarcándolo todo, tan sólo para liberar  las palabras que callo, sólo para que florezcan más allá de mis raíces.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *